sábado, 12 de abril de 2014

Se llamaba Katie y la pintó... Sir Edward Burne-Jones

Hace tiempo publiqué  en Un Mundo de Biografías en Facebook este cuadro y pregunté quién la había pintado. Como algunos rápidamente contestaron, fue pintada por Edward Coley Burne-Jones y la modelo fue Katherine Elizabeth Lewis, hija de uno de los abogados más importantes de la época victoriana. Sus padres eran amigos del matrimonio Burne-Jones.






Podemos afirmar que Edward Burne-Jones es un tanto desconocido, pese a  pertenecer a la segunda ola de pintores que produjo la escuela británica conocida como Prerrafaelismo.

El movimiento prerrafaelita surgió como reacción a las técnicas pictóricas imperantes en el Reino Unido en la época Victoriana. El nombre de este movimiento pictórico viene porque afirmaban que era necesario volver a las técnicas y formas anteriores al pintor italiano Rafael.

Algunos datos biográficos

Cuando empecé a leer sobre Edward Burne-Jones, dos cosas bastante personales me llamaron la atención: nació en el mismo día que mi madre, un 28 de agosto y murió el mismo día en que nació mi padre, un 17 de junio de distintos años, claro.

Continué investigando y buscando alguna biografía en español sobre este artista. No la encontré. Cómo hace algún tiempo de ello, quizás han cambiado las cosas. No lo sé.

Nace en Birminghan en 1833 y muere en Londres el 17 de junio de 1898. Su madre muere a los pocos días de nacer él y fue criado por su padre y el ama de llaves de la familia.

Como ya he dicho fue pintor pero también ilustrador y diseñador. En principio su idea era estudiar teología en la Universidad de Oxford pero la vida le fue llevando hacia el arte. Al ingresar en Oxford conoce a quien sería su amigo de por vida William Morris y ambos entraron en contacto con las obras de Rossetti (con quien posteriormente Burne-Jones asistiría a clases de pintura) y de Ruskin (con quien viajaría a Italia en 1859).

Su formación fue principalmente autodidacta y pronto se separó de las formas de hacer de Rossetti. Estaba fascinado por los temas medievales y míticos, sobre todo por los poemas artúricos. Todo el mundo de ensueño en el que se desarrollan estos relatos es el que Burne-Jones refleja en sus obras, quizás, en un intento de huir del mundo real de la industrialización que le tocó vivir.

La fama le llegó, casi por sorpresa, en 1877 cuando se exponen en la Galeria Grosvenor varios cuadros suyos. A partir de ese momento, su fama no se limitó al Reino Unido sino que pasó a Europa y ejerció gran influencia, por ejemplo, sobre los pintores franceses.

Además de sus cuadros, realiza otros trabajos artísticos, la mayor parte de ellos de inspiración medieval :
  • Decoración de interiores: En 1861, funda junto con otros artistas la compañía Morris, Marshall, Faulkner & Co. y realizan diseños de azulejos, cerámica, tapices, alfombras, muebles, papel pintado, etc.
  • Decoración de libros: Cabe destacar las ilustraciones que realiza junto a William Morris para la edición de Los Cuentos de Canterbury de Chaucer para la editorial Kelmscott Press en 1896 y que está considerada como la mejor obra impresa en el siglo XIX. Podéis encontrar la historia completa en inglés y en español, junto con un bello montaje de las ilustraciones en YouTube.
  • Traje para representaciones teatrales.
  • Vidrieras: Realizó bastantes junto a William Morris. Os dejo la imagen de una de ellas, pero hay muchísimas más. Esta en concreto está en Boston, Estados Unidos en la Trinity Church.



Sobre su vida personal decir que se casó en 1860 con Georgiana MacDonald quien era hermana de uno de sus amigos de colegio. Georgiana, además de ser una de las amigas íntimas de la escritora George Eliot, era también artista. Estudió pintura y se dedicó al grabado en madera. Era hermana de la madre del escritor Ruyard Kipling y otra de sus hermanas fue la madre de Stanley Baldwin, tres veces Primer Ministro británico.

Entre las modelos que posaron para el artista se encuentran nombres famosos de la época, como por ejemplo, la madre de Virginia Woolf, Julia Jackson.

Volviendo a Burne-Jones comentar que tuvo un romance, se cree que durante tres años, con la que fuera una de sus modelos María Zambaco quien al no abandonar él a su mujer, intentó suicidarse en público con el consiguiente escándalo para el pintor y su familia que se reflejó en críticas a su obra por parte de la prensa.

Hay que decir que el matrimonio de Edward y Georgiana tras esta infidelidad continuó otros treinta años y también comentar que sufrieron la pérdida de un niño pequeño por escarlatina y la propia Georgiana contrajo la enfermedad y estuvo mucho tiempo enferma.

La primera biografía sobre él la publica su mujer. Como muchos otros artistas victorianos, parece que no se fiaba mucho de los biógrafos y dejó a su familia el encargo de escribir sobre su vida. Memorials of Edward Burne-Jones se publicó a los seis años de la muerte del artista en 1904.


Podéis ver más cuadros suyos en la página web de la BBC.

Para finalizar, os dejo con una cita del propio Burne-Jones sobre lo que el entendía que era un cuadro y con un cuadro que me parece maravilloso de él y que pertenece a una serie de lienzos, the Briar Rose Series, que pintó basándose en el cuento de  La Bella Durmiente del Bosque.



Entiendo por un cuadro un  sueño hermoso, romántico, de algo que no ha sido ni será, inmerso en la luz más bella que jamás haya brillado, y en un país que nadie pueda describir ni imaginar, sino únicamente desear con nostalgia.
                                                                          - Sir Edward Burne-Jones



(*) Todas las imágenes via Wikimedia Commons