domingo, 27 de octubre de 2013

Más sobre María Montessori: La disciplina debe surgir de la libertad





"La disciplina debe surgir de la libertad (...) No consideramos un individuo disciplinado sólo cuando se lo ha reducido artificialmente al silencio como a un mudo, o inmóvil como un paralítico. Este es individuo aniquilado, no disciplinado. Llamamos a un individuo disciplinado cuando es dueño de sí mismo y puede, por lo tanto, regular su propia conducta cuando resulte necesario para seguir alguna norma de vida"  
La Mente absorbente del niño                  María Montessori 


Continúo en esta entrada con María Montessori. Cuánto más estudio su vida más me apasiona.

Tengo que confesar que mi hija mayor estudió en una escuela Montessori pero es ahora, al estudiar la vida de su creadora y las bases del método, cuando me estoy dando cuenta de lo lejos que estaban en esa escuela en particular de la forma en que María Montessori lo ideó y lo aplicó.

Os incluyo algún dato más que he descubierto sobre su vida:

Fue madre soltera aunque, irónicamente, no pudo educar ella misma a su hijo por los prejuicios de la época y se vio obligada a dejarlo al cuidado de una familia cerca de Roma.

Mario Montessori supo quien era su madre cuando tenía 15 años. Nunca lo reconoció en público pero le presentaría en sociedad como su sobrino y finalmente como hijo adoptado. Juntos fundaron la Asociación Montessori Internacional.

 


2 comentarios:

  1. Ahora que soy madre de un niño con necesidades educativas especiales miro con otros ojos la educación que se imparte en el colegio, especialmente la metodología de enseñanza. Estoy suscrita a una newsletter de un centro Montessori y me apasiona su enfoque didáctico basado en la experimentación. Lástima que a los niños en Primaria se les meta en el redil como a corderitos para tenerlos sentados un día entero recibiendo información principalmente por vía auditiva en vez de que puedan explorar y aumentar sus conocimientos por otras vías como la manipulativa y la visual. Además, en España carecemos del aprendizaje de la oratoria, que tan necesaria se hace en numerosas profesiones para presentar y defender proyectos y argumentos. Si se prestara más atención a personas como María Montessori o Sir Ken Robinson tendríamos una sociedad más creativa, más enfocada hacia el desarrollo de su potencialidad y creo que más satisfecha. Gracias a María Montessori por educar PARA y no POR el niño y por defender los derechos de las mujeres.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, hay mucho trabajo por hacer en la escuela actual y mucho que cambiar.

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje aquí: